6 de noviembre de 2006

LECTOR LUDI-40

1- Manual alquímico para iniciación a la lectura

- Para un taller de iniciación a la lectura con jóvenes aprendices
- Por la lectura de cuatro títulos asombrosos de la literatura universal:
- La bruja de la montaña y El valle de los Cocuyos, de Gloria Cecilia Díaz (1)
- "Crimen y castigo", de Fiódor Mijáilovich Dostoievski (2)
- "El proceso", de Franz Kafka. Edición crítica de Guillermo Sánchez Trujillo (3)

Por Iván Rodrigo García Palacios

Parodiando los antiguos manuales de los alquimistas orientales y occidentales, se me ha ocurrido hacer algunas anotaciones, sin el hermetismo ni el misterio de aquellos, sobre lo que podría ser el proceso de iniciación a la alquimia de la lectura con jóvenes aprendices que desean descubrir los misterios, los gustos y los beneficios, de la lectura.

Claro que, cuando hablo de la lectura, no me refiero a ese acto propiamente mecánico que es el aprender a leer, sino a ese proceso alquímico que transmuta letras, palabras, frases, párrafos, en las ideas, las visiones, las emociones, las sensaciones que exploran y desvelan los misterios del corazón humano, de la naturaleza, del sentido de la vida y del universo. Esa lectura que transmuta al lector de un ser común, a veces erudito y vacuo, en un verdadero "iniciado" en los secretos de la sabiduría y en la armonía luminosa de la mente y las emociones.

ALQUIMIA DE LA LECTURA

Por supuesto, y sin serlo por completo, la metodología de este taller para los jóvenes aprendices a iniciarse en la alquimia de la lectura, algo tendrá que ver con los métodos y resultados que desde hace siglos utilizan y logran o los chamanes o los maestros budistas, o los místicos y, por supuesto, los maestros alquimistas, pues, al fin y al cabo, la lectura es un estado mental que transforma y eleva el ánimo o el espíritu hacia un estado superior o trascendental o iluminado o místico, trátese de poder o de armonía o de Iluminación o de contemplación suprema. Un estado de aprehensión y desvelación de los misterios.

Como quien dice y para empezar desde el principio de esas metodologías, es necesario que el joven aprendiz parta desde los oficios y de las tareas más humildes de la iniciación a la lectura para ir comprendiendo y ascendiendo hacia aquellos estados superiores y más complejos, al final de los cuales experimentará el éxtasis o el nirvana... de verse y ver el mundo como un lugar maravilloso y familiar.

Esos estados ascendentes, en mínima clasificación, serían:

- El primero, es el estado en el cual el lector siente que se ha incluido o participa de lo que lee, como quien, al leer, actúa en una película que se proyecta sobre la pantalla de su propia mente e imaginación, pero, a la que el autor del texto, relato, narración, poema, etc., le ha escrito un guión.

- Un segundo estado -complementario del anterior-, es aquel que, a la lectura de cualquier texto, el lector sienta, dentro de su mente, consciente e íntimamente, el texto completo, así como con sus conexiones o relaciones con muchos otros textos, es decir que, como en una especie de "Aleph", el lector vea el tiempo y el lugar de ese texto: su contenido y significado en la historia de la humanidad.

- Un tercer estado, es aquel que, una vez alcanzados e incorporados los estados anteriores, se lee tanto el texto que se lee como también se lee uno nuevo y original, un texto que se va formando e integrando en la mente, la imaginación y el pensamiento del lector. Se podría decir, al estilo de esa paradojas tan posmodernas, que el texto hace al lector, al mismo tiempo que el lector hace al texto que lee.

En este tercer estado se incluye, ya no sólo la lectura de textos, sino la lectura de todo aquello que es interior o íntimo al lector, así como también todo aquello que le es exterior. El lector será lector de s mismo y de todo lo que le rodea. Algo como aquella lectura que llaman lectura natural.

- Un cuarto estado, es aquel en el cual el lector alcanza el poder de escribir sus propios y originales textos con sus propias creaciones, imaginaciones, ideas, estilos, técnicas, etc. Como este estado no hace parte del propósito de este taller de iniciación a la lectura con jóvenes aprendices, dejo su elaboración para otra oportunidad.

TAREAS Y OFICIOS HACIA LA INICIACIÓN A LECTURA

Una vez definido ese horizonte de la iniciación a la lectura, doy un gran salto atrás para describir, sencilla y prácticamente, aquellos primeros y humildes oficios y tareas que tanto el maestro como el aprendiz deberán realizar para introducirse y apasionarse en los misterios alquímicos de la lectura.

Pero antes y a manera de digresión: me uno al lamento de George Steiner, Harold Bloom y otros viejos-sabios-maestros que se quejan de la pérdida y abandono de aquellas antiguas tradiciones que establecían la relación de la transmisión de la sabiduría del maestro al aprendiz o a los aprendices en una conexión íntima de afectos y espíritus.

En ese ámbito y pensando la cosa, se me ocurrió que mi taller de iniciación a la lectura estaría dividido en dos etapas, cuyos límites los fija el aprendiz, y en cada una de las cuales se parte de la lectura -en principio- de sólo dos textos literarios, pero que, como mostraré, permiten comprender y ascender en la lectura de cualquier otro texto o circunstancia que se desee leer.

Aclaro que, si bien se trata de cuatro narraciones, seleccionadas a mi gusto, también podrían ser otros poemas, obras de teatro, narraciones, etc., seleccionados a gusto del maestro alquimista que desee realizar su propio taller de iniciación a la lectura con jóvenes aprendices.

PRIMERA ETAPA:
LECTURAS PARA NIÑOS

Los dos textos para la primera etapa, los he seleccionado por razones muy especiales y que, si bien existen muchos otros más famosos y reconocidos, estos, como se verá, son un verdadero tesoro de sorpresas y asombros que, sin sentimentalismos patrióticos, fueron escritos por la colombiana Gloria Cecilia Díaz. Ellos son:

- "La bruja de la montaña"
- "El valle de los Cocuyos"

(Gloria Cecilia Díaz. Nació en Calarcá (Departamento del Quindío, Colombia). Fue primero profesora de literatura. Además de esos dos títulos, escribió y publicó otro, "El sol de los venados". Editados y reeditados, los tres títulos, por Ediciones SM, en la Colección El Barco de Vapor. Y es autora, también, de cuentos, narraciones y poemas. Sus obras han obtenido premios de importancia internacional).

Por sorprendente que pueda parecer, estos textos son dos narraciones para niños. "La bruja de la montaña", es para niños que empiezan a leer y, "El valle de los Cocuyos", para lectores un poco más avanzados, pero, ambos, le ofrecen a los aprendices de lector, además de la posibilidad de explorar los grandes temas y misterios del Ser Humanos, el que están narrados desde un punto de vista muy propio, desde la cultura de la patria chica, esa que dijera María Zambrano, es el territorio de la casa natal sin fronteras.

PROCESO DE TRANSMUTACIÓN DE "LA BRUJA DE LA MONTAÑA"

Una primera lectura de "La bruja de la montaña" cuenta la historia de una bruja llamada Alina que, en su desespero por aprender a volar en su escoba, no logra controlarla y, cada que va aterrizar, se golpea y quiebra la escoba. Enfurecida, la única solución que se le ocurre es talar todos los árboles de la montaña en la cual se encuentra su casa.

Al enterarse de las intenciones de la bruja Alina, los animales que viven en el bosque se sienten desolados pues van a perder sus casas y su territorio; así que se reúnen para buscar una solución y, al no encontrarla, deciden pedir ayuda a las otras brujas, quienes hacen un aquelarre y deciden enseñarle a Alina a volar correctamente en su escoba. Finalmente y tras un proceso de aprendizaje, Alina logra manejar correctamente su escoba y todos pueden seguir viviendo tranquilos.

Y es aquí en este momento en que se emprende el proceso de iniciación, es decir, ese de empezar a desvelar los misterios del texto que, como bien dice la sabiduría oriental, "están ocultos bajo el sol". El refrán completo es: "Si tienes algo que ocultar, ocúltalo bajo el sol".

- PRIMER MISTERIO:

Este primer misterio es, quizás, el más fascinante y que, por lo común, pasa casi siempre desapercibido: ¿Por qué las brujas, buenas y malas, son personajes comunes y populares en los cuentos y narraciones infantiles? Lo mismo podría preguntarse y asociarse para los brujos, magos, hechiceros, etc., tanto mujeres como hombres.

Y, respondiendo esa y otras preguntas, en el orden que se quiera, se inicia el viaje de exploración en los territorios misteriosos de lo qué‚ es y lo qué significan las cosas para el lector y la humanidad.

Por ejemplo: ¿Qué son las brujas? ¿Cuál ha sido la historia y significado de las brujas y la brujería? ¿Qué significan y qué papel juegan las brujas en los tiempos actuales? En fin, ya se irán ocurriendo otras preguntas e irán surgiendo unas respuestas asombrosas.

A manera de ilustración rápida, que tanto el maestro como el aprendiz podrán ir ampliando a su gusto, piénsese por qué llamar brujas o brujos a algunas personas era una forma de estigmatizarlos con el fin de convertirlos en enemigos y, de esa manera, justificar su tortura y asesinato.

En distintos momentos de la historia de la humanidad con esa estigmatización se pretendía contrarrestar el poder de lo femenino y evitar la participación de las mujeres en las decisiones de la comunidad. Investigar también el origen y la historia de ese poder de lo femenino.

Como sugerencia bibliográfica, no la única disponible, pues existen muchos y asombrosos libros sobre el tema para diversas épocas y lugares, recomiendo el delicioso libro de historia "La bruja", del francés Jules Michelet, que se lee como una apasionante novela de las brujas en la Edad Media.

- LOS OTROS MISTERIOS:

Otros temas y asuntos, de los muchos que pueda sugerir la lectura de "La bruja de la montaña" y que el maestro y el aprendiz deberán explorar de la misma forma que se exploró el de la brujería, son:

- ¿Por qué las personas, así sean brujas, se enfurecen ante la frustración y quieren destruirlo todo a su al rededor?

- ¿Cuáles son las similitudes entre el desplazamiento que quería provocar la bruja Alina de los animales del bosque y los desplazamientos que provocan los hombres en todo el mundo con la violencia y la guerra?

- ¿Qué es y cómo opera la solidaridad y unión de los animales para lograr la ayuda de las otras brujas y proteger su bosque?

- ¿Cuál es el sentido de las enseñanzas de la otras brujas para que Alina aprenda a volar y deje en paz al bosque y a los animales?

- ¿Cuál es el sentido ecológico de esta fábula?, un tema de tan trágicas repercusiones en la actualidad.

Y, por supuesto, ¿Cuáles son las conexiones de esta fábula con la naturaleza humana y sus sueños de felicidad?

En fin, como puede verse, la mayoría de estos temas y asuntos son más moralizantes y éticos, pues tienen que ver con los modos y maneras de la convivencia. Sin embargo, si se explora un poco más, también se puede ir más allá y encontrar las conexiones con la naturaleza humana, la historia de la humanidad y la formación y el funcionamiento de la cultura.

En este punto y por esas razones, dejo abiertas las posibilidades para que cada maestro alquimista y sus aprendices realicen su propio proceso de transmutación de esos materiales, aparentemente, comunes en metales y piedras preciosas.

PROCESO DE TRANSMUTACIÓN DE "EL VALLE DE LOS COCUYOS"

Utilizando la misma metodología empleada con "La bruja de la montaña", es decir, convertir en preguntas y buscar y encontrar las respuestas a todos los temas que la primera lectura de "El valle de los Cocuyos" sugiera, sólo haré una breve reseña a esta bella narración.

"El valle de los Cocuyos" cuenta el proceso de iniciación del niño Jerónimo que, para encontrar la razón de su origen, debe encontrar y comprender el origen y la razón de su propia existencia y las de todo aquello que lo rodea, incluso el misterio.

Para lograrlo debe hacer el viaje -iniciático- de ida y regreso desde su valle de los Cocuyos hasta las montañas Azules, enfrentando los peligros y las aventuras del camino que lo conducirá a desvelar los misterios que lo intrigan.

En esta odisea cuenta con la memoria y la sabiduría de la vieja Anastasia y el Pajarero Perdido, quienes lo ayudarán a enfrentar a Silvo Brumoso, vencer el agua del Olvido y rescatar a su madre y a la sabiduría originaria.

Esta es una narración en la que se entrelazan, como en un código genético, mitos, leyendas, historias, el conocimiento de la naturaleza, al mismo tiempo que la exploración de las luces y las tinieblas del corazón humano.

En fin, el aprendiz de lector tendrá que vivir y descifrar los misterios y conexiones de la aventura de Jerónimo, para, de esa manera, avanzar en su propio proceso de iniciación en la lectura y alcanzar la transmutación anhelada.

FIN DE LA PRIMERA ETAPA

Una vez cumplidas las tareas y oficios de estas dos primeras lecturas, se espera que el aprendiz, alcance el primer estado de iniciación, es decir, comprender que, además de contar una o varias historias, una narración u obra literaria, como la cebolla de huevo, está conformada por múltiples capas de sentido y significación, interrelacionados. Pero que, al mismo tiempo, en su lectura se establecen innumerables conexiones en los ámbitos de la cultura, la historia, las ciencias, etc., de la humanidad.

Y, lo más importante, que la lectura se convierta para el aprendiz en un estado de visión y gozosa anticipación.

NOTAS

(1) Gloria Cecilia Díaz, La bruja de la montaña, El valle de los Cocuyos, Ediciones SM, Colección El Barco de Vapor, Madrid, 1990 y 1986 (61 p. y127 p.)

(Ver otras notas al final de la segunda parte).

CONTINÚA EN UNA SEGUNDA PARTE

No hay comentarios.:

Licencia Creative Commons
Lector Ludi por Iván Rodrigo García Palacios se distribuye bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivar 4.0 Internacional.